Nacimiento del Niño Jesús

Navitadad: Campeche

Nacimiento del Niño Jesús

Natividad significa el acto de nacer y celebra el nacimiento de Jesús. Este acontecimiento es narrado en el Nuevo Testamento por dos evangelistas; Lucas y Mateo. Se celebra en la noche del 24 al 25 de diciembre.

En Puerto rico, la época de la navidad es la más querida y celebrada por todos los puertorriqueños. La música que escuchamos durante esta época se inspira en los más hermosos aguinaldos y composiciones musicales de nuestro repertorio cultural cristiano.

El nacimiento de Jesús es narrado en los textos de los evangelios. La fecha del 25 de diciembre fue escogida por la iglesia, debido a que los cristianos deseaban conmemorar la festividad de su nacimiento. Se decidió que fuera el 24 de diciembre porque era la gran fiesta de Roma dedicada al Dios sol. La iglesia bautizó como cristiana la gran festividad pagana de los romanos.

Cuenta la leyenda que María en estado avanzado de gestación se trsaladó en un burro durante varios días junto a su esposo José buscando posada, pero no pudieron encontrar un lugar donde pasar la noche, pues todo estaba ocupado. Al llegar a Belén el dueño de una posada le ofreció albergue  en su establo, donde había animales, juntaron paja e hicieron un pesebre. Allí  María dio a luz a su hijo. Los detalles anecdóticos de la presencia de la mula y el buey no forman parte de las narraciones de la celebración de la navidad. Fue la tradición la que los incorporó más tarde en los evangelios apócrifos. Muchas de las imágenes de la navidad además  incluyen los ángeles como testigos del nacimiento de Jesús.

Cuenta la leyenda que un ángel se apareció a un grupo de pastores que cuidaban sus rebaños de ovejas en los campos aledaños cerca de Belén, para anunciarles el nacimiento de un niño que sería el Salvador. Luego fueron a adorarle y proclamaron la buena noticia de que el Mesías había nacido. Los pastores dejaron todo para ir en busca del niño y el ángel les comunicó que lo encontrarían durmiendo en un pesebre.

Poco tiempo después los tres hombres sabios, conocidos como los tres santos reyes observaron  la brillante estrella en el cielo que se postraba justo arriba del establo en donde se encontraba el recién nacido Jesús. Estos hombres sabios de oriente que fueron en busca del niño fueron alertados por Herodes para que cuando encontraran al niño le informaran el lugar donde se encontraba. Al llegar al establo los hombres sabios adoraron al niño Dios y le obsequiaron regalos de oro, incienso, y mirra. Luego regresaron a su tierra estratégicamente por un camino distinto, pues sabían de los planes del rey Herodes para asesinar al futuro rey.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

-